Talleres Online de Teatro y Expresividad para niñ@s

Jugar, salir de la rutina, ganar seguridad, imaginar, crear, salir de casa a través de una ventana a un mundo de imaginación en el que podemos ser otra persona, crear mundos diferentes, atrevernos, expresarnos, conectar con nosotros mismos en un mundo que se ha vuelto un poco raro… esto es lo que os proponemos con las SESIONES DE TEATRO ONLINE PARA NIÑ@S Y ADOLESCENTES.

¿Quieres asistir a la primera clase de prueba?

¡Solo tienes que escribir un mail a nataliabravo@teatrea.es e inscribirte tú, inscribir a tus hijos, hijas o quien quieras de la familia! … porque perfectamente, esto puede ser una actividad familiar!!

Comunicación Eficaz I. Elementos que la componen y por qué nos hace felices

Comunicarnos y hacerlo de forma eficaz nos puede convertir en personas más felices. ¿Creéis que exageremos? En este artículo y en los siguientes vamos a intentar demostrarlo.

Decimos que comunicarnos es transmitir una información, pensamiento, sentimiento… a una o varias personas; puede ser oral, escrita o a través de señales… Pero mas allá de esta definición…¿Qué significa comunicación eficaz?

La clave principal para establecer una comunicación eficaz es saber qué decir, cómo decirlo, a quién decirlo y cuándo; hacer coincidir nuestro lenguaje verbal con el no verbal… Es decir, que haya congruencia entre lo que decimos, pensamos, sentimos y cómo nos comportamos mientras lo hacemos; sin perder de vista en qué pretendemos conseguir.

Pero, además una comunicación efectiva es un modo seguro de conseguir felicidad. Y no, no exageramos.

Relacionarnos mejor tanto en lo personal como en lo laboral nos hace más exitosos y nos proporciona bienestar.

¿Qué elementos componen la COMUNICACIÓN EFICAZ?

Las habilidades de comunicación componen la esencia de mejores vidas personales, sociales y profesionales, porque todos necesitamos comunicarnos para otorgarle un verdadero sentido a nuestras existencias.

A lo largo de los próximos artículos vamos a ir explicando punto por punto los elementos que componen la Comunicación Eficaz desde un punto de vista práctico y haciendo hincapié en las razones por las que nos puede hacer más felices.

Estamos convencidos de esto porque, por ejemplo, hablar con confianza, con valentía y convicción nos permite transmitir claramente todas nuestras ideas. Y cuando hablamos convencidos de lo que decimos somos más asertivos, siempre y cuando sepamos que nuestra opinión es únicamente un punto de vista y no una absoluta verdad. O cuando expresamos lo que sentimos frente a los hechos que estamos viviendo sin convertir a esos hechos en responsables de nuestros sentimientos, logramos comunicarnos mejor.

Estos son dos ejemplos sencillos y rápidos que solo nos sirven para ir abriendo boca… en los próximos artículos profundizaremos más en los elementos que componen al comunicación eficaz desde un punto de vista práctico y aplicándolo a la esfera personal y laboral…

!Permaneced atent@s! porque arrancaremos con la EMPATÍA y no solo con un artículo explicando qué es, sino con una clase en abierto donde mostraremos cómo lograr mostrar empatía a través del lenguaje verbal y no verbal… porque la empatía tiene su propio lenguaje!

El segundo punto que abordaremos será la CREDIBILIDAD, cómo conseguirla a través de las palabras y, por supuesto, de nuestro cuerpo y actitud. Este elemento de la Comunicación Eficaz irá acompañado de un TALLER EXPRÉS ONLINE el día 9 de febrero ¿Te apuntas? Recuerda que lo que perseguimos es conseguir la eficacia en la comunicación y que seas feliz por ello… lo repetimos ¿te apuntas? Escribe a nataliabravo@teatrea.es

¿Hay personas que pueden comunicar mejor que otras?

El éxito de nuestra vida profesional y personal se debe en buena parte a cómo nos comunicamos, la forma en la que somos capaces de trasmitir ideas, sentimientos o emociones. La naturaleza del ser humano es social, por lo que la comunicación es la forma de interactuar con el mundo.

Desde el mismo tiempo en que los seres humanos aparecemos sobre la tierra, para sobrevivir, necesitamos comprender a los demás y hacernos comprender. La red de comunicaciones ha ido evolucionando al compás de los tiempos, formando a nuestro alrededor una tela de araña de la que no podemos escapar

Todo ser vivo tiene y siente la necesidad de comunicarse y ser comunicado. Hay necesidad de transmitir y compartir emociones, pensamientos, sentimientos y deseos. Por tanto, la comunicación es inherente a la condición humana.

Ahora bien, los seres humanos somos diversos y nacemos con predisposiciones… o dones, si se quiere emplear ese término; que, si se cultivan (y esta condición es fundamental), pueden ayudarnos a sobresalir.

Las personas que parecen estar dotadas de cierto talento para algo (hablar en público, por ejemplo) solo parten con ventaja frente al resto. Nada más. Si aprovechan esa ventaja y cultivan sus cualidades, llegarán a sobresalir y hasta a ser geniales. ¿Y qué ocurre con quienes no poseen este ’don’? Nada, puede que tengan que esforzarse un poco más pero nada impedirá a todos los demás llegar a ser geniales.

Lo mejor de todo esto es que nadie está obligado a ser genial ni el mejor en nada, ni siquiera a aspirar a serlo. Todos podemos ser competentes. De hecho, a menudo basta con esto. Y conseguirlo está al alcance de cualquiera que posea el interés suficiente para aprender.

¿Nos proponemos para el 2021 seguir cultivando nuestras habilidades comunicativas, que tantos beneficios nos proporcionan cuando somos competentes? Beneficios dentro de la empresa, en el trabajo, con nuestros hij@s, nuestra pareja…

Personalmente, creo que la comunicación, como arte que es, se ejercita y al entrenarse, podemos llegar a ser comunicadores competentes, eficaces y geniales. Pero ¿qué es ser un bien comunicador?

¿Sobre qué premisas se construye un buen comunicador?

Es consciente

Consideramos que comunicar es solo hablar y lo hacemos de forma inconsciente, automática; sin embargo, la comunicación es ser consciente de lo que estamos haciendo y diciendo.

Debemos ser conscientes de qué estamos hablando cuando estamos hablando, y qué estamos escuchando cuando estamos escuchando. Se trata de estar presentes y atentos mientras hablamos o escuchamos dejando a un lado filtros o juicios, expresando lo que sentimos o necesitamos, sin ofender a otros, permaneciendo abiertos a cualquier posibilidad de diálogo y sintonía.

Es una habilidad que tenemos y que podemos entrenar. Básicamente consiste en ser consciente de lo que está ocurriendo mientras está ocurriendo. Se trata de poder observar, sin juzgar, con una actitud de aceptación, curiosidad y apertura a lo que está sucediendo en el aquí y en el ahora. Es una consciencia pacífica acerca de lo que sucede fuera y dentro de nosotros (sensaciones físicas, emociones y sentimientos, pensamientos, etc.) que nos permite relacionarnos de forma más sabia y eficaz con nosotros mismos y con los demás.

Es observador/a

El comunicador debe desarrollar la capacidad de mirar a su entorno y ver cuáles son los rasgos que lo definen. Tiene que ver más allá de las razones, descubrir las emociones que movilizan a las personas con las que interactúa.

Empatía

Ya no se trata de simpatía, esto es algo del pasado; el comunicador es empático. El profesional inteligente y perspicaz es capaz de ponerse en la piel del interlocutor, hacerse cargo de cómo se siente e intentar ver desde su perspectiva. El comunicador tiene que practicar la empatía afectiva y la cognitiva, sentir y ver como el otro, situarlo en sus razones y emociones, interpretarlo en su escenario.

Decidimos desde la emoción, justificamos desde la razón. De acuerdo con este precepto es imprescindible identificar las emociones propias y ajenas para entender los comportamientos. El mundo cartesiano está en revisión porque se había olvidado de las emociones, consustanciales a la condición humana. Inmersos en la sociedad postindustrial, más líquida que sólida, no debemos pensar tanto en los porqués como en los para qué. Dado que la emoción es un disparador que permite anticipar un comportamiento, percibirlas es el primer paso para gestionarlas.

Ser preciso en el lenguaje.

El comunicador debe hablar con propiedad. Su lenguaje ha de ser preciso y comprensible porque es ‘precioso’ para el proceso de diálogo. Hemos de cuidar el lenguaje, la herramienta que crea la realidad en la que habitamos.

Actualizarse y ‘actitudializarse´

Debemos tener la humildad de ‘desaprender’ para volver a aprender, para estar siempre aprendiendo. Estar al día no significa estar a la última, sino dejar atrás los malos hábitos, incorporar nuevas creencias, reciclarse constantemente y asegurarse de que las actitudes lideran siempre las aptitudes.

Confianza

La confianza hay que generarla y transmitirla. Se trasmite utilizando simples recursos como mantener un tono firme y seguro que no tenga connotaciones dubitativas o las frases suenen a pregunta en vez de a afirmación. Para mostrar confianza también es importante mantener el contacto visual porque ayudará a reforzar el mensaje.

Mostrar confianza no es ser arrogante o agresivo, sino es mantenerse firme pero amigable ante una opinión.

Personas con cierta perspectiva, abiertas a nuevas experiencias y realidades. Mente abierta

Los conflictos y discrepancias son inevitables en cualquier relación personal y laboral. Saber actuar y manejar estas situaciones de una forma sana es esencial para que las relaciones funcionen. Es necesario saber afrontar conflictos y enfrentarnos a ellos; si los evitamos terminarán por enquistarse lo que provocará resentimientos y mal estar. Para que esto no suceda debemos ser conscientes de que puede haber diferentes puntos de vista sobre un mismo hecho y los debemos escuchar sin juzgar inmediatamente. Es fundamental respetar todas las opiniones y para ello mantener la mente abierta y flexible favorecerá tener conversaciones más honestas y productivas.

Control corporal propio y ajeno

Este punto guarda relación con el primero. Debemos ser conscientes de nuestras reacciones físicas y de las de nuestros interlocutores. La comunicación tiene un componente racional pero también relacional y nuestro cuerpo filtra nuestras emociones mediante gestos, expresiones, movimientos…

Es importante detectar el lenguaje corporal de los demás y también controlar el nuestro para que el mensaje sea enviado y entendido a la perfección.

No podemos saber lo que piensa una persona a través de su lenguaje no verbal, pero el lenguaje corporal nos permite inferir cómo se siente, qué rasgos dominan su personalidad o cuáles son sus intenciones, información que en ocasiones resulta mucho más valiosa que las palabras. Además y como ocurre con la comunicación verbal, debemos ser muy precisos en la expresión de nuestro propio lenguaje corporal, ser capaces de monitorizar nuestras conducta y de calibrar el efecto que esta produce en los demás. Algunos estudios evidencian que las personas más influyentes y persuasivas tienen una gran consciencia del lenguaje corporal propio y ajeno, al margen del campo profesional en el que hayan triunfado. Se trata de una condición fundamental para el éxito.

Se trata, por tanto, de desarrollar la autoconsciencia de la conducta corporal, de la misma forma que los deportistas la propiocepción para reconocer la posición y condiciones de su musculatura. Es cuestión de concentración. Y de focalizar la atención en los principales canales del lenguaje corporal, buscando su congruencia y sincronía con las palabras.

Los buenos comunicadores disfrutan y crecen con la autocrítica, y desarrollan su talento para la observación y la propiocepción. Antes de cuestionar la capacidad de entendimiento ajena se preguntan por su propia habilidad para expresarse con eficacia, y prestan atención al aspecto emocional tanto o más que al racional.

En condiciones normales, todos, absolutamente todos los humanos, podemos ser buenos comunicadores, lo traemos de serie. Y para descubrirlo no hay excusas que valgan… ¿o eres de los que ponen alguna de estas excusas?

“YO SOY ASÍ”. Reivindicación que suele esconder algún tipo de inseguridad.

“YO YA NO CAMBIO”. Grave error: considerar que las aptitudes innatas son lo mismo que las habilidades adquiridas.

Quienes llegan a ser buenos comunicadores no ponen excusas, y son capaces de cuestionárselo todo en el proceso de aprendizaje, incluyendo su forma de ser. No les asusta descubrir nuevos aspectos de su personalidad, que hasta ese momento ignoraban, y se ocupan de verificar el efecto que su conducta causa en los demás. Saben que estamos en constante cambio y evolución, y que hasta en el último minuto de nuestra vida podremos aprender algo.

Así fue la primera sesión de YOGA & ORATORIA

La comunicación es clave para nuestro bienestar, tanto interior como exterior.

Esta es la premisa de la que partimos en este programa de formación de YOGA & ORATORIA. La comunicación es una herramienta vital, pero no lo es solo en el plano profesional; también lo es y, sobre todo, en el personal porque según sea nuestro estilo comunicativo y las emociones a partir de las cuales nos expresamos, así nos comunicaremos con los demás

El pasado 5 de agosto celebramos la primera sesión de YOGA & ORATORIA en las instalaciones de PBC Coworking de Petrer (Alicante).

Cristina Bravo, profesora de Yoga y Natalia Bravo, profesora de Oratoria.

La comunicación está íntimamente ligada con nosotros mismos y con nuestras emociones. Además,

Con estas sesiones de YOGA & ORATORIA buscamos que la expresión y comunicación parta desde nuestro bienestar, tranquilidad y no desde emociones negativas, desde la rabia, el miedo o la frustración.

YOGA & ORATORIA

La comunicación nos acompaña en nuestro día a día; en el trabajo, en casa, en nuestro tiempo de ocio, incluso nos comunicamos con nosotros mismos ¿Quién no tiene verdaderos monólogos internos, la mayoría negativos y boicoteadores acerca de las propias capacidades?

Ante todo somos seres comunicadores y muchas de nuestras frustraciones vienen de no comunicarnos de forma eficaz con los demás o de forma honesta con nosotros mismos. 

¿Convertimos los bloqueos, frustraciones, nervios, miedos… en energía súper positiva?

Esto es lo que pretendemos en esta sesión de YOGA & ORATORIA. 

Vamos a ganar:

  • Confianza 
  • Presencia 
  • Seguridad 
  • Energía… y ¿por qué no? Alegría 🙂

Desde nuestra verdad y expresividad, trabajando nuestro propio estilo comunicativo. 

YOGA

Cristina Bravo, profesora de Yoga (RYT-200)

En esta sesión activaremos todo el cuerpo a través de distintas asanas (posturas) conectadas con nuestra respiración. Haremos una práctica fluida en la que, sobre todo, trabajaremos Vishudda: el chakra de la garganta, centro de la energía sutil del habla y del sonido. A través de esta práctica desbloquearemos este punto para mejorar nuestra comunicación, emitir mensajes claros y aprender a expresar nuestra verdad. Además, también incluiremos asanas que trabajen con los otros dos puntos directamente conectados con Vishudda: Anahata (chakra del corazón) y Ajna (chakra del tercer ojo), relacionado con la mente. Por lo tanto, trabajando con el corazón y la mente, lograremos desbloquear la zona de la garganta que nos impide expresarnos tal y como somos, potenciando nuestra verdad, nuestra esencia y nuestras herramientas comunicativas….

Y, por supuesto, la práctica general de yoga nos harás sentirnos más enérgicos, positivos y vigorizados para empezar el día! 

ORATORIA

Natalia Bravo, formadora de Oratoria y actriz

A través de juegos y ejercicios de expresión corporal, improvisación y dinámicas de comunicación; vamos a trabajar nuestra presencia, seguridad y detectar nuestros puntos más poderosos para, así, utilizar nuestro propio estilo comunicativo con seguridad, defenderlo y gozar por ello. 

Trabajaremos desde nuestros puntos fuertes, desde nuestros valores positivos. 

Con esta sesión de YOGA & ORATORIA queremos arrancar el día con la fuerza, seguridad, energía y positividad necesarias para que al finalizar la jornada nos aplaudamos a nosotr@s mism@s y nos digamos: ¡Bravo! 🙂

Pensamos en vuestro bienestar y también en vuestra seguridad, por lo que esta actividad se desarrollará al aire libre y respetando todas las medidas y protocolos de seguridad.

Material necesario: esterilla 🧘‍♂️ y mascarilla 😷

Fecha: 5 de agosto

Horario: 7:30h-8:45h

Lugar: exterior de Pbc Coworking de Petrer (Alicante)

Aportación: 10€ (Se realizará antes del inicio del la actividad)

¿Tienes dudas? Escríbenos a nataliabravo@teatrea.es

c.bravoasensio@gmail.com

¿Estás interesad@? Rellena el formulario;

En los gimnasios he aprendido mucho sobre comunicación

El filósofo William James decía ‘No canto porque estoy feliz; estoy feliz porque canto’, una bonita forma de decir que la ACCIÓN influye en el estado de ánimo. 

Hace ya años que fui por primera vez a un gimnasio y lo hice porque me di cuenta de que me faltaba el aire cuando subía las escaleras. Al cabo de tres meses mi cuerpo ya había cambiado y no solo eso; empecé a ser consciente de que yo tenía la capacidad de controlar mi cuerpo y moldearlo. Aquí empezó el camino de mi empoderamiento, camino lago y de conquista de mi propia estima. Entender la palabra empoderamiento en cualquiera de sus acepciones, como verbo castellano que significa hecho de tener poder, o como el nuevo significado, calco del inglés, de hacer fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido o la acepción que más me gusta: una persona con un sentimiento íntimo de seguridad en sí misma, adopta una estrategia vital en la que es la protagonista de sus éxitos o fracasos y abandona roles de sumisión a los demás.

Las disciplinas deportivas, así como las artísticas, son el claro ejemplo de que cualquier habilidad no se enseña, se aprende. Es muy fácil decir lo que hay que hacer o dar consejos pero casi nunca funciona de la misma forma que cuando lo hace uno mismo. Por mucho que el entrenador te diga como hacer un burpi perfecto, hasta que no lo haces, lo repites y lo interiorizas, no conseguirás que sea perfecto, es decir; EFICIENTE y coherente con el objetivo que te has propuesto.

Esta cuarentena, desprovista de gimnasio, me he aficionado al body combat, esa mezcla de música, coreografía y artes marciales que genera adicción, tengo que admitirlo, no solo por la adrenalina; también porque gracias a la coordinación cuerpo-música (y dar patadas y puñetazos) he descubierto que mi cuerpo tenía más espacio de almacenamiento de la energía del que yo pensaba; de forma que cuando ya no podía más, salía de mí nueva FUERZA, y no solo de mis músculos. 

Imaginad que se acerca a vosotros un zombi hambriento de carne humana viva, lo tenéis ya encima. Le daréis una patada o un puñetazo como reacción al miedo. Al aprender una disciplina deportiva aprendemos la técnica que nos permite controlar el cuerpo y saber qué partes y músculos de nuestro cuerpo involucramos para dar una patada, aprendemos a que ese movimiento no sea una reacción automática e inconsciente al miedo y que sea útil para conseguir nuestro objetivo… neutralizar al zombi. 

Para mí, FORMAR en habilidades es TRANS-FORMAR; como lo que conseguimos en el gimnasio si hacemos caso al monitor, claro.

COMUNICAR no es hablar como una reacción automática; de hecho, no es hablar sin más como lo que hacemos en nuestra vida cotidiana. ✔️Es tener claro con qué objetivo estamos lanzando nuestro mensaje

✔️Es tener presente siempre ¿qué quiero que haga, piense y sienta mi audiencia con mi mensaje? 

✔️Es técnica que nos permite controlar el cuerpo para involucrarlo en aquello que estamos diciendo y así, conseguir ‘estar presentes’, tener presencia, es decir, fuerza, poder, credibilidad…

✔️Es saber que tenemos energía guardada en nuestro cuerpo y que tenemos que ponerla al servicio del menaje porque la energía nos convierte en comunicadores dinámicos, vivos. 

✔️Es una actividad física y corporal, no es sólo intelectual. Comunicar no es traspasar información a través de la boca. Lo que más comunica es nuestra actitud y esta reside en el cuerpo, gestos y expresividad. 

Esta es mi fórmula:

ACCIÓN + TÉCNICA + CONTROL + PODER= AUTOCONFIANZA

Y todo esto se aprende como en el gimnasio: mezclando la técnica con lo lúdico y teniendo presente siempre que trabajar en nosotros mismos y nuestras habilidades, en nuestra energía y actitud; al final genera autoconfianza para ser capaz de comunicar en cualquier situación y contexto ya sea personal o profesional porque no hay ningún momento del día en el que no comuniquemos ¿verdad?

Taller Creatividad corporal aplicada a la Comunicación

¿Te gustaría comprobar la relación que existe entre la Expresión corporal, la Comunicación y la Creatividad? ¿Quieres descubrir tus fortalezas y debilidades en tu relación con los demás? Posiblemente, tu cuerpo juega un gran papel en tu comnicación diaria y profesional.

¿Te esperan entrevistas de trabajo, presentaciones de proyectos o de trabajos; tanto presenciales como online?

¡Este es tu taller!

30 de junio a las 18h a través de la la plataforma Zoom

En este taller trabajaremos:

  • La importancia del cuerpo en nuestra comunicación personal y profesional. 
  • Gestión y control de nuestro cuerpo ante situaciones estresantes como una entrevista de trabajo, hablar en público o hablar delante de la cámara.
  • Aspectos del lenguaje no verbal a tener en cuenta en nosotros y en los demás, algo muy útil en una entrevista o reunión de trabajo; por ejemplo
  • Calentamiento físico para cuando tengamos que enfrentarnos a situaciones estresantes como hablar en público, entrevista de trabajo…
  • La creatividad como parte esencial de todo proceso de comunicación
  • fue la clase abierta de creatividad expresiva

Así fue la charla/taller de Creatividad Expresiva aplicada a la Comunicación verbal

La comunicación supone el desarrollo y manejo de dos niveles: verbal y corporal/no verbal; estando este último relacionado con el movimiento. Y a partir de nuestro movimiento y a través de juegos y ejercicios, vamos a aprender a desestresarnos y dejar de tensionarnos cuando tenemos que comunicar al hablar en público, entrevista de trabajo…

Empezaremos la sesión con un calentamiento que podemos convertir en un hábito para realizar antes de enfrentarnos a situaciones tan estresantes como hablar en público, exámenes orales, entrevista de trabajo…

La Expresión Corporal es la forma más antigua de comunicación entre los seres humanos, anterior al lenguaje escrito y hablado. Es el medio para expresar sensaciones, sentimientos, emociones y pensamientos. El cuerpo es un instrumento irreemplazable de expresión humana que permite ponerse en contacto con el medio y con los demás.

Trabajar la Expresión Corporal favorece el desarrollo de la imaginación, el placer por el juego, la improvisación, la espontaneidad y la creatividad. El resultado es un enriquecimiento de las actividades cotidianas y del crecimiento personal. Además, enseña a encontrar modalidades de comunicación más profundas e íntegras, lo que repercute en el encuentro con los demás. La Expresión Corporal ayuda a descubrir los mecanismos de funcionamiento de los distintos grupos humanos: equipos de trabajo, alumnos de clase…

Este taller pretende ofrece pinceladas sobre nuestra creatividad a la hora de expresarnos y amplificar el potencial creativo en el campo de la expresión corporal y el reconocimiento de sus infinitas posibilidades.

En este taller trabajaremos la conciencia corporal, el movimiento, la presencia, la percepción y lenguaje no verbal a través de recursos creativos que refuerzan, precisamente, tu creatividad y te ayudan a dejar la tensión, los nervios y el estrés.

Dedicaremos un tiempo a entender cómo nos podemos expresar a través del movimiento y cómo éste afecta a nuestra forma de expresarnos. 

Dirigido a toda persona que tenga problemas de bloqueos, estrés o nervios cuando tiene que exponer su opinión, una idea en grupo; hablar en público o a aquellas personas que quieran investigar sobre sus potencialidades corporales. 

Este taller se realizará a través de la plataforma online Zoom.

Duración 60 min

Coste 15€

El coste será de 10€ hasta el 10 de junio

Rellena el formulario:

Forma de pago:

paypal.me/nataliaTeatrea

Si prefieres transferencia bancaria, envía  un mail: nataliabravo@teatrea.es

¿Acuchillas el viento? Consejo del viernes sobre lenguaje no verbal

¿Son tus manos enemigas cuando hablas en público?

¿Acuchillas el viento cuando hablas en público o tornes que comunicar algo importante? Decía Shakespeare, a través de Hamlet, que “yo mandaría azotar a un energúmeno de tal especie” 😉

Los gestos que se derivan de hábitos personales y no responden a la gestos que apoyen la comunicación, son vacíos e insidiosos.

En este vídeo te propongo un ejercicio de entrnamiento, pera antes, siempre es importante el autoconocimiento. Como dijo Cervantes: “haz que tu negocio sea conocerte a ti mismo que es la lección más difícil del mundo”

Los viernes, consejo

¿Jugamos a la alfombra mágica?

Cuando tenemos que comunicar algo importante en público, a un grupo, en un examen oral, presentación de proyecto, entrevista de trabajo… ya no estamos en el espacio privado, nos encontramos en el público y sabemos que estamos siendo evaluados y juzgados. Esto desencadena una serie de gestos involuntarios que no apoyan nuestro mensaje y nos hacen parecer ansiosos, poco seguros… nos restan presencia. Te propongo un juego sencillo en este vídeo… es mi consejo del viernes!

Prueba a jugar y cuéntame!

El goce de comunicar. Entrenamiento en Habilidades Comunicativas

Primer entrenamiento del año en PBC Coworking el 31 de ENERO de 16h a 19h.

Seguro que tienes algo que comunicar a tu equipo de trabajo, a tus superiores, a tu familia… posiblemente tengas que presentar un proyecto, tu empresa, un producto o te han propuesto dar un discurso o estás pensando que dar charlas o talleres de formación es una vía factible a tu futuro profesional. Puede que ya estés en ello… ¿te gustaría hacerlo con total seguridad en ti y en cómo lo haces, disfrutando al máximo de la experiencia?

La comunicación es un ‘acto contagioso’ y es mucho mejor contagiar positividad y entusiasmo verdaderos que no aburrimiento. ¿Por qué? Porque está demostrado que en en condiciones de poder elegir si escuchamos o no, lo hacemos a quienes nos resultan más atractivos, entusiastas, naturales y creíbles.

De la misma forma que vamos al gimnasio y nos aconsejan técnicas para ser cada vez más eficientes en nuestras rutinas, la comunicación es una habilidad que se entrena con el mismo objetivo: ser cada vez más eficiente en nuestra capacidad de atraer, ser creíble, natural…

Comunicar de forma efectiva es un entrenamiento técnico y emocional: Sí sí; has leído bien, emocioanl también porque aquello que nos juega malas pasadas siempre son las emociones: miedo, nervios, complejos, bloqueos, inseguridades… y entrenar las habilidades comunicativas nos ayuda a ganar en autoconfianza y seguridad. Nos demuestra, además, que podemos enfrentarnos a nuestros miedos y vencerlos. Y, a medida que notamos esta mejora, la seguridad aumenta y también la satisfacción personal.

Somos seres profundamente sociales y buscamos el respeto, afecto y apoyo de los demás cuando nos exponemos ante ellos para comunicarles algo. Por esta razón, si no lo hacemos correctamente puede resultarnos traumático. Pero si lo conseguimos, la experiencia resulta tan satisfactoria que somos capaceds de comernos el mundo.

Así que, lo que te proponemos en este primer entrenamiento del año es:

  • ganar confianza
  • controlar tu lenguaje no verbal
  • ganar en atractivo
  • desarrollar la observación y la capacidad de improvisación
  • descubrir tu estilo comunicativo y potenciar tu propia voz
  • generar emociones positivas en ti y en tu audiencia
  • saber estructurar el mensaje de forma correcta, efectiva y atractiva
  • liderar en los procesos comunicativos

Y sobre todo APRENDER A DISFRUTAR y ser conscientes de que los nervios y el MIEDO cuando nos dirigimos a un grupo de personas que tienen sus ojos clavados en nosotros, es normal y NECESARIO. No vamos a decirte que pierdas el miedo, sino que lo conviertas en un activo, en un motor y en energía pura! ¿Te animas?

Imparte: Natalia Bravo Precio: 25€