ComunicARTE

ComunicARTE… aprender a comunicarte mejor, ganar seguridad, determinación, autoestima y reforzar los vínculos sociales a través del arte

ComunicArte es un método de aprendizaje que quiere ayudarte a superar la vergüenza, la timidez y el miedo. Nuestro objetivo primordial es que liberes la mente de los pensamientos estrictos que nos castigan, censuran y bloquean a la hora de expresarnos y comunicarnos con los demás; a través de técnicas teatrales, dramáticas, corporales, artísticas.. generadoras de cambio y transformación.

Queremos que te atrevas, que superes el miedo a expresarte, a hablar en público; que pierdas la vergüenza y mejores tus  habilidades sociales pudiendo así reforzar tu autoestima y seguridad. Pero, no nos conformamos con que aprendas a manejar el miedo u otras emociones a través de atajos; queremos que salgas de tu zona de confort.

El arte es abierto como las personas que lo crean y el escenario es la mejor herramienta para trabajar tu forma de relacionarte y comunicarte con los demás.

Las emociones

Antes del lenguaje y de las palabras, ya teníamos las emociones. A los ojos del que escucha somos lo que comunicamos; no somos lo que pensamos que somos.

Normalmente asociamos comunicación a palabras (lenguaje verbal) y gestos (lenguaje no verbal) y nos esforzamos en mejorar nuestro vocabulario y expresión corporal para comunicar bien, creyendo que serán éstas las únicas herramientas que causen mayor impacto para poder entender nuestro mensaje. Pero ocurre que hay otro elemento importante a la hora de comunicar: nuestras emociones.

Una emoción produce un sentimiento y el sentimiento una reacción a la hora de comunicarnos. Por lo tanto, la comunicación (cómo decimos, el tono, el mensaje, los gestos…) puede verse afectada por la emoción que estemos viviendo en ese momento. Por esta razón, es importante ser conscientes de qué emociones nos están produciendo una situación concreta, para poder así gestionar de una forma más saludable la comunicación.

Muchas veces, ante emociones intensas no somos capaces de mantener un tono adecuado para poder comunicar o llegar a un acuerdo con las personas necesarias. Cuando estamos invadidxs por una emoción de esta intensidad, se suele hablar de un secuestro emocional o secuestro de la amígdala; término acuñado por Daniel Goleman.

Esto significa que en determinadas ocasiones, una emoción muy fuerte (como hablar delante del público) puede producirnos una especie de secuestro de nuestras capacidades que hace que actuemos de acuerdo a esta emoción sin tiempo para evaluar lo que está ocurriendo y decidir de forma racional.

Durante este secuestro, las capacidades de escuchar, pensar y hablar con claridad se ven mermadas y es por ese mismo motivo cuando uno se halla bajo el influjo de un secuestro emocional.

De esta forma forma, tenemos que aprender a detectar las emociones, ver dónde y cómo nos afectan, qué necesidades tenemos y lidiar con todo esto antes de explotar.

Somos seres emocionales y no podemos ocultarlas. Nuestro cuerpo nos delata siempre.

Además, el cerebro es capaz de interpretarlas y se contagian. Por tanto, si queremos comunicar un mensaje positivo, antes debemos sentir emociones positivas. Podemos entrenar el disimulo de una emoción pero en ningún caso podremos llegar a eliminarla por completo; así que te proponemos comunicar desde el no disimulo, desde tu verdad.

Hablar con un objetivo y un propósito.

Cuando hablamos de algo que realmente nos importa (una creencia, un hijo, un proyecto, una idea…) llegamos a un estado emocional que se refleja en nuestros ojos, en nuestro rostro, en nuestro cuerpo: en nuestra emoción. Si tiene sentido para nosotros lo que comunicamos, tendrá mayor impacto emocional en nuestros receptores.

Trabajaremos en cómo hacer que todo lo que digas tenga un propósito, un objetivo y un sentido para ti y, así, poder conectar con tu público desde la emoción.

Crear arte alivia el estrés… aunque no seas un artista

… y nosotros defendemos que todo el mundo es creativo… lo que ocurre que el cerebro se vuelve cómodo a causa de los hábitos de la vida cotidiana. Por eso tenemos que romper esos moldes y trabajar la creatividad… y la imaginación!

¿Quieres superar los bloqueos personales y atreverte a liberarte y buscar tu esencia al expresar y comunicar?

El objetivo de nuestras sesiones es que consigas un cambio real y aprendas a sentirte más seguro/a. Para ello, en cada sesión trabajaramos un aspecto que consideramos importante en la comunicación: movimiento, expresión corporal, voz, danza… y, en muchas ocasiones, acompañados de un/a profesional de esta disciplina.

Las sesiones, por tanto, tendrán dos partes. En la primera trabajaremos con una disciplina artística y en la segunda parte nos centraremos en cómo aplicar esto a nuestra comunicación personal y profesional.

Estas son las diferentes sesiones:

Expresión corporal: SOMOS CONSCIENTES DE NUESTRO CUERPO

Lenguaje no verbal: HABLAMOS CON NUESTRO CUERPO Y CONVENCEMOS CON NUESTROS GESTOS. Aprendiendo a leer los mensajes del cuerpo

Movimiento libre y creativo: NOS LIBERAMOS A TRAVÉS DEL MOVIMIENTO

Voz: EN BUSCA DE NUESTRA VOZ

Verso: MUSICALIZANDO NUESTRAS PALABRAS PARA LLEGAR AL CORAZON

Danza: BAILAD BAILAD…

El papel de las emociones en la comunicación. ¿QUÉ HAGO CON EL MIEDO, LA INSEGURIDAD, LOS BLOQUEOS?

La importancia de crear y contar historias. SACA EL CUENTACUENTOS QUE LLEVAS DENTRO

Argumentación, elocución, persuasión… en la Antigua Grecia ya lo sabían pero ¿TE CUENTO LOS SECRETOS DE LA COMUNICACIÓN?

Solo el amor y el arte hacen tolerable la existencia-William Somerset Maugham

¿Quieres más información? No dudes en contactar! nataliabravo@teatrea.es