MARCELA DESESPERADA

Marcela Desesperada… o una mujer que solo quiere vivir sola…

Marcela tiene mucho trabajo en casa, tiene un marido y tres hijos pequeños. Realiza sus tareas domésticas como si fuese un autómata… hasta que se bebe una botella de vino que actúa en ella como una grandísima caja de Pandora.

Ella, que una vez aseguró ante todos los mozos de la aldea que sí, que era la más hermosa, pero que también era libre para elegir y elegía vivir en la soledad de los montes…

En el pasado, Marcela tenía la sensación de que su vida formaba parte de una historia que estaba bien escrita, pero ahora está viviendo una historia de la cual no controla el argumento… no entiende cómo ha ido a parar en este preciso momento y ha hecho justo lo opuesto a lo que deseaba.

¿Quién es Marcela?

Marcela Desesperada es un monólogo cargado de humor y canciones cantadas como quien canta cuando se encuentra solo en casa creyendo que nadie escucha.

El monólogo es un juego a partir del personaje de la pastora Marcela que Cervantes nos mostró en El Quijote en el capítulo del entierro del pastor Grisóstomo. Un personaje de Cervantes traído a nuestro siglo XXI de pandemia y confinamiento. Una mujer que en El Quijote aparece como de fuertes convicciones, defensora de su libertad e independencia… pero ¿qué ocurre cuando el caballero andante continúa su viaje y abandona el capítulo de la pastora Marcela?

¿Qué ocurre cuando nos damos cuenta de que no estamos donde queremos estar porque hemos ido tomando decisiones de forma improvisada? Solo nos queda desesperarnos o tomarlo con humor… esto es Marcela Desesperada, una mujer desesperada, perdida, que improvisa en su día a día, que quiere volar, vivir, cantar… más o menos, como todos ¿verdad?